9 usos que puedes darle a tu antiguo smartphone

A todo el mundo le gusta estrenar móvil, pero no es necesario abandonar el viejo smartphone en el fondo del cajón para siempre ya que puede tener otros usos muy interesantes. Si no te convence ninguno, siempre puedes donarlo a una ONG para una buena causa.

Reproductor multimedia

Tu viejo smartphone sigue teniendo una memoria interna, y quizá también externa (microSD), que puedes llenar de archivos de música. De hecho si tienes 4, 8 ó 16 GB de capacidad interna puedes convertirlo sin problemas en un mp3 portátil.

Memoria externa

Es un uso parecido al anterior. Puedes usar en este caso tu viejo smartphone como un pendrive de memoria para guardar lo que quieras: documentos de word, películas, videos, etc. y de esta manera no consumirás batería de tu smartphone principal.

GPS portátil

Uno de los usos más útiles que puedes darle a tu otro smartphone es convertirlo en un GPS portátil, bien sea para no perderte con tu coche o como plano para guiarte por la ciudad. En ambos casos solo necesitarlas instalar una app de las muchas que hay en el mercado que no necesitan de conexión a internet, porque almacenan los mapas en la memoria local del móvil.

Mando a distancia de tu TV

Este es otro de los usos más curiosos. Si tu móvil tiene sensor de infrarrojos IrDA y te quedas sin pilas en el mando de la TV o este se estropea, puedes utilizar tu móvil como mando a distancia descargándote una sencilla app gratuita. De hecho esto funcionará para casi cualquier electrodoméstico con mando a distancia, como los splits de aire acondicionado, home cinemas, etc.

Webcam adicional

Puedes utilizar tu antiguo smartphone como webcam. Podría usarse por ejemplo para vigilar el sueño del bebé a través de varias aplicaciones que hay en el mercado. En este caso, tu viejo móvil captará las imágenes y el sonido de la habitación del pequeño, y desde tu nuevo smartphone lo podrás monitorizar. También puedes utilizarlo por ejemplo para controlar la entrada de intrusos en tu casa.

Primer móvil de tu hijo

Siempre con el control parental adecuado, puedes instalar juegos y aplicaciones educativas para que tu hijo pueda jugar con mayor tranquilidad que si lo hace con tu smartphone recién estrenado.

Dispositivo para runners

Muchas veces los aficionados al running o los adictos al gimnasio no encuentran ni seguro ni cómodo llevar su nuevo smartphone. En este caso podrías usar un viejo móvil, descargarte las mismas apps de entrenamiento que utilices habitualmente, y evitar arriesgar tu nuevo terminal.

Para hacer pruebas

Si te gusta cacharrear con apps y otros programas, probar versiones de sistemas operativos, y quieres hacerlo con tranquilidad y sin miedo a dañar el móvil recién estrenado, siempre puedes utilizar un viejo smartphone para estos fines.

Libro electrónico

Si tu móvil tiene una pantalla grande, ya no hace falta que te compres un e-reader. Basta con bajarte aplicaciones disponibles para Android e iOS y que son compatibles con prácticamente todos los formatos del mercado. A día de hoy, incluso el famoso Kindel cuenta con una app perfecta para usuarios de Android e iOS.

¿Te ha servido de ayuda? Al 92% de las personas esto les resultó útil
  • Compartir: